jueves, 20 de enero de 2011

El poder de la constancia

Nunca me había gustado el agua. Recuerdo que cuando era pequeño lloraba cuando mis padres me llevaban, en verano, a la piscina municipal para aprender a nadar. Duré 2 días. Años después, y sin la presión de la obligación, ya flotaba. Con eso era suficiente para ir a jugar con los amigos los meses de julio y agosto.

Una vez el rumbo a seguir estaba decidido, un día de noviembre de 2006 entré por primera vez en una piscina cubierta con el objetivo de aprender a nadar bien. Aposté por un curso intensivo de un mes (con una sesión de 45 minutos al dia) que empezaba a las 7:00 de la mañana. La verdad es que me encontré rodeado de mujeres de avanzada edad que iban a lo mismo que yo (los comienzos nunca son fáciles). Después de aquel frenético mes, ya con mejores maneras en el agua y con un club de fans detrás (las mujeres del cursillo), decidí que era el momento de volar solo.

A partir de entonces y hasta que no entré en el CN Prat, entrenaba en otro complejo deportivo cerca de Sagrada Familia. Aprovechaba todos los tiempos muertos que tenía en casa para visitar el youtube y observar como nadan las estrellas mundiales de la especialidad (Phelps, Thorpe, Hackett…), al mismo tiempo que intentaba leer lo máximo sobre técnica. Los entrenamientos no superaban nunca los 2000 metros, entre 3 y 4 sesiones por semana. Tengo alguna referencia a lo que a tiempos se refiere (serán del año 2008): 4 series de 250 metros con manoplas entre 4’09’’ y 4’17’’, o lo que es lo mismo, a 1’40’’ cada 100 metros. Poco me importaban los tiempos (por eso duró poco el Excel donde lo apuntaba todo), aunque era frustrante cansarse tanto y avanzar tan poco. La cuestión era no rendirse.

(Partidillo de waterpolo)

En marzo de 2009 ya era un Gladiador. A partir de entonces abandoné el “ir a hacer piscinas” para hacer “entrenamientos de verdad”. La primera sesión con ellos, si cabe, me desmoralizo un poco más. Como iban de fuerte los aun desconocidos Richard Calle, Julio Cardo, Jordi Arias, Sergio García, Víctor Dobaño, etc. La natación iba mejorando a base de CONSTANCIA, ahora ya sí entrenaba 4 veces mínimo por semana, y muchas semanas, cinco. El primero de los entrenadores con el que coincidí fue Leo Armentano, le tocó ver la peor parte. El verano del mismo año, y con la ayuda de un exwaterpolista profesional (Lluís Giralt), conseguí avanzar mucho. Ya con Iván Muñoz (y sus valiosísimos consejos) como entrenador del club, hice el primer test en el agua. Me salió 1’10’’ en 100 y un 300 libre a 1’23’’ cada 100. La mejora había sido importante.

El viernes de la semana anterior (y aproximadamente un año después del primer test) nuestra COACH Pilar Hidalgo nos probó de nuevo. Finalmente 1’04’’ en 100 y 5’12’’ en 400.

Se puede extrapolar ese ejemplo, en cualquier faceta de la vida; en el trabajo, en el amor, en todo. Si de verdad te interesa, no te rindas.

MORALEJA: Los milagros no existen, la CONSTANCIA, sí.

8 comentarios:

richard calle dijo...

Gran post!!! sigue con esa mentalidad!!! poco a poco vamos a tener que ir a aprendiendo mucho de ti!!!

Aitor dijo...

mol bona millora,... i el que queda! m'alegro molt!

Aitor.

Sergio García dijo...

Juer Antolí, pensé que era Estiarte el de la foto!! jejeje. Na, en serio, sabes que podría decirte las palabras justas para hundirte... jeje... pero la verdad es que has mejorado un montón en el agua y todavía se ve que puedes mucho más!! Este año tienes que salir con nosotros del agua!

Antolí Fauria dijo...

Richard, actuo com veig que actuen els cracks de l'equip (tu entre ells)!

Gràcies Aitor!!!

Sergio, con lo bien que "hundes", podrias dedicarte perfectamente al waterpolo, jejeje. A ver si hay suerte, y puedo salir mejor del agua este año!!!

Jack709 dijo...

Antolí! aquest any no ens deixaràs res per nosaltres, snif snif :_(

ALBERTO CRUZ dijo...

Grande Antolí!! Se te ve muy fuerte! Con ilusión y constancia se pueden conseguir grandes metas! Espero aprender mucho de vosotros :)
(pero poco a poco jaja)

un saludo

Pau Vela dijo...

Has dado en el clavo, Antoli, si te interesa haces lo que sea

Anónimo dijo...

"La gota horada la roca no por su fuerza sinó por su constancia" diu Ovidi, y a tu de voluntat no te'n falta.
I demà fes el que saps fer i... Et veurem feliç. L.